reparten aguaDebido a la sequía que está afectando a la población en toda la región y principalmente a la zona lacustre, es que el municipio de Villarrica ha implementado un plan de emergencia el cual consiste en el incremento de la distribución de agua potable en sectores rurales mediante camiones aljibes.

El alcalde Pablo Astete preocupado de la situación manifestó que a través de la oficina de Organizaciones Comunitarias, se están distribuyendo 40 mil litros diarios de agua potable a los vecinos más vulnerables de los sectores rurales de la comuna, invirtiendo la Municipalidad alrededor de 200 mil pesos mensuales por este servicio.

Es preciso destacar que el agua que se está repartiendo en la comuna es potable o sea para el consumo humano y es adquirida a la empresa Aguas Araucanías y repartida a la población en dos camiones aljibes de la Onemi y en uno municipal, los que están especialmente acondicionados para trasportar el vital elemento, “estamos junto a los equipos municipales trabajando para dar pronta solución a los vecinos de los distintos sectores rurales para mitigar en parte lo que esta situación provoca”, comentó la primera autoridad comunal.

 

Comentarios

comentarios

bannerdatta